Search

Brindis: Nani in Wonderland


Hoy más que nunca, quiero celebrar la vida. Quiero celebrar mi vida, sus vidas y las vidas de aquellos que ya no están. Supongo que todos concordamos en que este año ha sido difícil, diferente y todo lo que una pandemia encierra. Pero creo que también podemos concordar en que esta vida tan ambigua y bifurcada es una maravilla. Y justamente es por eso que me dirijo a ustedes, es por eso que es de Alicia y es por eso que estoy brindando.


En algún momento me preguntaron que por qué siempre tomo al cuento de Alicia como referente, y por qué la siento tan mía.


Y bueno, es sencillo, porque la vida es tan maravillosa que te deja sola (o solo), y aunque estés rodeado de mucha gente maravillosa, tienes que aprender a lidiar con tus propias batallas, porque solo así, podrás ser feliz con quienes te acompañan.


Y es que en la vida siempre tendremos una reina roja que quiere dictar tu suerte y decirte cómo ser y qué hacer, un sombrerero loco que teme ser quien es y que siempre nos necesitará y que también estará para nosotros cuando lo necesitemos; un conejo blanco que no nos juzgará, nos guiará y creerá en nosotros cuando nadie más lo haga; un gato sonriente que aunque nos quiera mucho, será capaz de traicionarnos para sobrevivir (lo cual no significa que no nos quiera, pero será capaz de sacrificarnos para salvar sus intereses); una liebre demente, que aunque no sepa ni los planes, siempre estará para ayudarnos y darnos la mano cuando nos sentimos desorientados.


Pero… ¿este año?…


Este año aprendí y decidí ser Alicia. Esa Alicia que lucha por sus ideales, que ama con locura, que es capaz de dar la vida por los que ama, que entendió que perdonar es la clave de la felicidad y que no espera que nadie venga a salvarla.


Agradezco tanto esta vida, porque entre altos y bajos, es una maravilla. Gracias por formar parte de ella, y por ser siempre tan incondicionales. Me alegra tanto tener en mi vida a todos los que se han quedado a mi lado, cuando todos se han ido.


Gracias por amarme cuando a veces ni siquiera me lo merezco, por dejarme ser y por siempre estar.


Quiero que todos sepan que los amo, y quiero que este brindis sea por todos nosotros y por todas las vidas maravillosas que marcan nuestra propia vida.


¡SALUD!



Salud.


53 views0 comments

Recent Posts

See All